UN OASIS JUNTO AL RUEDO

¡En ocasiones veo huertos! Esta frase, o una muy parecida, le decía el niño protagonista de la película el sexto sentido a Bruce Willis.

Es verdad que a nosotros nos pasa algo parecido cuando paseando por Madrid vemos un solar degradado, sin uso. Pero no somos tan obsesivos como el niño.

Sabemos que no todo el  monte es orégano y que hay más trajes para los espacios de una ciudad que los de un huerto urbano. Eso sí, no nos gusta la moda prêt-á-porter, producida en cadena, sin mimo. Nos gustan más los trajes a medida, los que se confeccionan con la opinión de la persona que se enfundará las telas. Preferimos los proyectos que se tejen entre todos.

Por eso acudimos el jueves 25 de octubre a la librería asociativa los Traficantes del Sueño, en la Calle Embajadores, donde el grupo GSA Madrid, seis cooperativas que trabajan en proyectos de participación ciudadana, presentaron cómo aplicaron la metodología Oasis en un espacio del barrio El Ruedo (Moratalaz).

El Ruedo está pegado a la M-30. Seguro que tenéis una imagen guardada de este barrio en vuestra memoria. Os la voy a editar. Si habéis pasado por esta vía en coche, seguro que os habréis fijado en ese edificio circular de ladrillo, de ventanas diminutas, incluso os habréis preguntado quién viviría allí.

Pues ahí dentro es donde GSA Madrid, junto con la Asociación Caminar y los vecinos de El Ruedo, construyeron su Oasis.

¿Pero, qué es Oasis? Es una versión del Programa de Guerreros  y Guerreras Sin Armas, creado en 2003 por el Instituto Elos  de Brasil. Se trata de un evento de 10 días que invita a una comunidad a proyectar y a construir, de forma cooperativa, sus sueños o aspiraciones colectivas, elegidas por la propia comunidad.

Es una metodología que fortalece las conexiones afectivas entre las personas participantes, el empoderamiento colectivo y la idea de que es posible generar transformaciones sociales a partir de vivencias satisfactorias.

Al final de la experiencia se realiza una intervención física en un espacio urbano, mediante la participación colectiva de los/as residentes, constituyendo una vivencia real de cómo es posible unir a diferentes personas en sus más altas aspiraciones.

¿Cómo se construye el Oasis?

A través de siete pasos: La Mirada, cuéntame lo bueno que tienes; El afecto, para establecer confianza y cuidado  mutuo; El sueño, para potenciar el deseo; El cuidado, para materializar el deseo; El milagro, la acción colectiva; La celebración, para compartir la alegría de la acción conjunta; La Re-evolución, encaminar la energía para realizar nuevos sueños.

¿Cómo fue el Oasis del Ruedo?

Una experiencia muy positiva, según nos contaron los técnicos de la Asociación Caminar  y los vecinos del barrio. Isra, vecino del Ruedo, nunca pensó que tanta gente bajaría de sus casas para ayudar a construir un proyecto pensado por todos. Cada día se sumaba más gente a trabajar en equipo. Cada día se acercaban un poquito más a ese Oasis que soñaron.

En el siguiente link puedes comprobar que no se trató de un espejismo:

http://vimeo.com/36474529

Anuncios