DOCUMENTAL DE MADRID AL SUELO EN TVE 2

¿Habéis probado a caminar por Madrid con la cabeza mirando al cielo? ¿Y hacia el suelo? Cambiar el plano de visión al que estás acostumbrado es muy divertido e interesante.

Durante cuatro años fui a un curso de fotografía a un centro cultural. Adquirí la costumbre de caminar mirando hacia arriba. Descubrí el paisaje de cables de luz y teléfonos que cruzan los tejados, las composiciones abstractas de la estela de humo de los aviones con los edificios, los monstruos de las antenas de televisión que nos vigilan desde las azoteas.

Me rayé con el cielo. Es bello, pero queda muy lejos. Venus, por ejemplo, está a 42 millones de kilómetros. ¡Cómo para ir en barco!

Lo dejé. Y comencé a mirar al suelo de Madrid. Al principio me aburría: Colillas en los alcorques, chicles pegados en las aceras, restos caninos. Pero un día me topé con una lombarda en un solar de Lavapiés. Mucho más espectacular que Venus, incluso Marte no podía competir con su colorido violáceo, ni mucho menos con su aires de vedette.

Y mirando como un avestruz descubrí lechugas junto a las vías de un tren, tomates mejicanos con sabor a queso en la universidad, girasoles detrás de las torres Kio, calabacines en un colegio, ajetes en Batán, junto a la A-5…

No sólo vi hortalizas. Desde el horizonte orgánico del suelo se llegaba a otros como los de la soberanía alimentaria, la movilidad sostenible, la educación ambiental, el bien común…

En este documental titulado “De Madrid al suelo”, que se emitió el Viernes 9 por la TVE 2, miembros de la red de huertos urbanos comunitarios de Madrid nos cuentan todo lo que hay por debajo y por encima de este movimiento emergente  de agricultura urbana en Madrid.

A que os ha parecido más interesante que la misión del robot Curiositiy en Marte

Anuncios