BÁRCENAS EN LA HUERTICA MURCIANA

La sombra de Bárcenas es alargada. Su modus operandis, sus chanchullos, sus sobres, su cara b ha llegado al mundo de la agricultura, concretamentente a la huerta murciana.

Pero la huertica se ha mostrado firme, irreductible. No cayó ante los cantos de sirena del pérfido Bárcenas. Los murcianos son gente muy honrá, y más los paisanos del campo. Allí todo es en A, nada de B.

“¿Pero esto qué es lo que é?” Esa fue la expresión de asombro cuando los hortícolas de una pedanía murciana vieron aparecer al engominado. La misma expresión, aún más incrédula, pronunciaron cuando les quiso pasar unos papeles dudosos por el cobro de sus servicios.

La Rehdmad investigó este suceso que ha pasado inadvertido para la opinión pública. Lo compartimos en exclusiva con todos nuestros seguidores.

Anuncios