COPOS DE MAÍZ INFLADO A LO BOYERO

Esta es una receta de cocina para aquellos que les gusta paladear una película en silencio delante de la pantalla de televisión de su salón, bajo el ambiente de una luz cálida y en compañía de un buen vino.

Es el plato perfecto para aislarse de las visitas de palomiteros decibélicos que inopinadamente invaden tus cuatro paredes con motivos de visionados de videos de bodaS, comuniones de vástagos, singladuras por el Nilo o viajes relámpagos en autobús por media europea en el puente de mayo.

Ingredientes

Granos de maíz

Mazapán

Adhesivo en polvo para dentaduras postizas

En el Umbral de la vida, de Ingmar Bergman

Elaboración

Tus amigos los recién casados te llamaron para decirte que vendrían  a tu  casa con la pandilla a ver  el video estilo Dogma de los invitados de la boda comiendo cordero y saludando con la boca llena a la cámara. De postre pretenden mostrarte las diapositivas del viaje a un resort en Acapulco.

Dices que sí porque llevas cuatro meses sin ver a nadie y no quieres quedar como un misántropo. Sin embargo, no estás dispuesto a pasar  cinco horas eternas  frente al televisor escuchando comentarios estúpidos sobre el vestido de fulanita o el color turquesa de las aguas del Caribe.

Así que manos a la obra: De víspera preparas un aderezo para las palomitas.  Desmenuzarás tres mazapanes y esparcirás el adhesivo en polvo para dentaduras postizas. Machacarás  en un mortero hasta lograr una textura fina, como la de la arena de las playas del Caribe.

El día de la visita pones a freír las palomitas nada más escuchar el sonido del telefonillo. Cuando estén hechas, calentitas, añadir la mezcla adhesiva.

Deja que el grupo visione los dos primeros minutos del audiovisual de serie B en comandita. Preséntate con las palomitas, pósalas sobre la mesa e invita amablemente a tus amigos a la ingesta: ¡Hala, palomitas, como en el cine!.

Al instante, sus mandíbulas quedarán firmemente cerradas, sin capacidad para comentar el estilismo de los invitados, los planos secuencias o la animada banda sonora.

Te mirarán atónitos, algunos se olerán el percal y te dirigirán una mirada de reprobación. En ese momento aprovecharás para levantarte del sillón, sacar su dvd e introducir la película de Bergman “En el umbral de la vida” que se desarrolla en un único escenario. Lograrás un efecto narcótico en tus invitados.

Una vez en manos de Morfeo, puedes aprovechar para realizar cualquier tarea doméstica en solitario.

Como siempre el video tutorial