COMPOST PIJO VERSUS COMPOST OBRERO

Raúl de Grama, el maestro compostador de la Rehdmad, sigue visitando los huertos urbanos comunitarios de la red para comprobar la calidad del compost y el estado de sus composteras.

Sin embargo, tras sus dos últimas visitas se ha metido en un berenjenal. Hace unas semanas estuvo en el huerto del barrio de Carabanchel, Aliseda 18, definiendo su compost como “warking class compost”, u otras lindezas como “compostadores obreros en un barrio obrero”.

Esta semana visitó el Campo de la Cebada, barrio de la Latina, definiendo el suyo como compost mega-pijo, contando la anécdota de vecinos que llegaban incluso a echar al compostador jamón ibérico.

Estos comentarios llegaron a los oídos de los huerteros de Aliseda 18 y Campo de la Cebada. Alimentados por los dardos de Raúl publicados en el blog de compostaje urbano y comunitario, decidieron resolver sus diferencias de esta forma:

En el fondo nos encantan estas calificaciones que Raúl da a los distintos compost de los huertos de la red. Y la verdad es que sí, los de la Cebada son un poco pijos.

Anuncios