TALLER DE CONFLICTOS INTERPERSONALES EN ESTA ES UNA PLAZA

¿Cómo le digo a Nicolás que me pone nervioso cada vez que anega los bancales de melones? Son de secano, pero me sabe mal decirle que es un gasto de agua. Se pone tan feliz cuando riega.

Sin embargo, Pepa me dice que no tengo que huir del conflicto. “Hay que enfrentarse a  él”.

Hay que enfrentarse a él, hay que enfrentarse a él. Con este mantra acudo al huerto el domingo. Ya atisbo a Nicolás dirigiéndose hacia el melonar. ¡Eh, Nicolás!- Le grito mientras me acerco corriendo hacia él.

-Dime, qué pasa.

-Nicolas, sé que te encanta regar. Pero joder, estás empanado o qué. Los melones son de secano. Vete a regar espárragos o a otro huerto donde les regale el agua el ayuntamiento

-Esos huertos no existen.

-Bueno, que te pires.

Esta escena impensable en un huerto de la rehdmad puede ocurrir en cualquier otra situación cotidiana. En el trabajo, en tu grupo de consumo, en una cena de Noche Buena.

Es verdad que no hay que huir del conflicto, pero hay que saber manejarse en él. Estáis de enhorabuena. Los dos sábados siguientes, 15 y 22 de junio, de 17:00-21:00  Emilio Arranz dinamizará en Ésta es una plaza un taller para regulación de conflictos interpersonales.

¿Cómo lo hará? Según nos cuenta el propio Emilio “de manera activa, participativa y constructiva nos iremos entrenando para habilidades de Distensión, Relajación, estima . . . Comunicación. Autoestima, Asertividad. Expresión de necesidades para manejo de conflictos de manera constructiva”.

El taller es gratuito. ¡Faltaría más!.

Anuncios