HAMBURGEISHA CON SALTEADO DE BOLETUS Y FLORES DE LOTO

Hasta la fecha sólo hemos tenido una aproximación a la comida japonesa: el desayuno haiku a la Botella.

Ante el éxito de la receta y animados por los mensajes de agradecimiento de la comunidad japonesa asentada en Madrid , nos atrevemos con este  plato fusión que mezcla elementos de la cocina americana, nipona y española.

El ingrediente principal será la hamburguesa, así que te recomendamos que la compres en la carnicería de tu barrio. Te darán una carne de calidad. Contaminaciones cruzadas de carne de caballo o heces estropearían las sensaciones que buscamos.

Ya en casa deposita la hamburguesa en una tabla de madera.  Cálzate unas zapatillas de andar por casa  y colócate un trapo rojo alrededor de la cabeza. Golpea con la mano cerrada el círculo de carne por ambos lados. Es el primer guiño a la gastronomía japonesa.

Para el segundo paso vístete con una  bata , la de la ducha valdría, y abróchatela con una cinta a la altura de la cintura. A presión, por la espalda, entre la bata y la cinta introduce  una almohada o cojinete.

De esta guisa, vierte 100 gramos de harina sobre un plato liso. Extiende las palmas de las manos en la harina y embadúrnate la cara. Con la ayuda de un espejo comprueba que no han quedado grumos pegados a la piel. El aspecto debe ser el de una tez lisa y blanquecina.

Es el segundo guiño a la cultura culinaria nipona fusionada con un elemento tan español como la harina, omnipresente en los platos de fritanga de bares y chiringuitos.

La carne, sin harinar, la pasas por una sartén con aceite de girasol muy caliente. Vuelta y vuelta. Que quede poco hecha.

El acompañamiento será un salteado de boletus adornados con pétalos de flor de Loto. Si os es difícil conseguir estos ingredientes podéis conseguir un efecto igualmente sofisticado con elementos arraigados a nuestra cultura mediterránea.  Para ello, utilizaremos un boleto de la Bonoloto que con la técnica del origami convertiremos en una seta de papel.(otro guiño a la fusión hispano-nipona). El sombrero de la seta se puede untar  con mermelada de fresa para darle un toque de color.

Ya tenéis el plato de hamburgeisha.  Como siempre un video tutorial para conseguir el punto de fusión justo.

Anuncios