TOSTADA DE SALMÓN CON CAVIAR Y BRIZNAS DE RÚCULA AL ESTILO WERT

Estás encantado con la noticia del posible cambio al huso horario occidental. Totalmente de acuerdo con que este sistema irracional de horarios nos conduce a la baja productividad en el trabajo, a la imposibilidad de la conciliación laboral y a un estado de alcoholismo permanente encadenando cañas desde las 12:30 del medio día hasta la hora de acostarse, alrededor de las 02:00 de la mañana dependiendo de la publicidad que se emita durante el peliculón de Antena 3.

Sí, esto de igualarse en ritmos biológicos a los británicos te produce tal efervescencia emocional que hoy mismo al mediodía decides que tu cocina queda ya atravesada por el meridiano de Greenwich.

Excitado por la luz que sin duda llenará tu vida al adaptar la hora oficial con la hora solar, coges un folio en blanco y escribes los ingredientes con los que elaborar una deliciosa tostada de brunch:

– Pan de cinco cereales

– Rúcula ecológica de huerto urbano

– Caviar iraní

– Aceite de Oliva virgen extra

– Salmón ahumado noruego

– Dry Martini

– Gafas de sol oscuras

Oh, my God. Salivas al ver la lista terminada. Levantas la vista del papel y tus manos empiezan a aletear buscando los ingredientes por los armarios de la cocina. No tienes ni uno.

Bueno, un día es un día. Bajarás a comprarlos al supermercado. Echas mano a la cartera y sólo tienes 5,5 euros. Habrá que recortar y sacar a flote la creatividad española que no tiene porqué desaparecer con Greenwich. Buscas de nuevo por toda la cocina. Una ristra de ajo, media barra de pan y aceite colado de freír patatas en el vasito de porcelana. Por el patio interior sube hasta la ventana una bulería.

Ozú, qué rica la tostada de ajo untadita con aceite. Con un poco de tomate sería un escándalo.

Como siempre un video tutorial.

Anuncios