JORNADAS DE CRISTIANISMO Y ECOLOGÍA EN USERA

En los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, se relata uno de los milagros que Jesucristo realizó seis veces durante su vida terrenal: la multiplicación de los panes y los peces para dar de comer a toda una multitud.

Este milagro se encuadra dentro de otros nueve que pertenecen a los denominados “Control sobre la naturaleza”. ¿ Por qué no se le ocurrió multiplicar zanahorias,alimento con  un alto contenido en vitaminas y minerales? Y por qué en vez de multiplicar los panes no se le ocurrió organizar una cooperativa de aceituneros. Jerusalén estaba rodeada de olivares. Otra cosa no, pero aceitunas había por todo el valle.

Se me despiertan más dudas. De la multitud de huertos existentes al norte de la ciudad de Jerusalén, ¿habría alguno comunitario?. ¿Y serían ecológicos? Los químicos aún no habían invadido el planeta. ¿O habría DDT a.c.? ¿Y los apóstoles apostarían por el comercio de proximidad? ¿Y si nacías celiaco?

Quizás son preguntas fruto de mi mente desequilibrada. En cualquier caso, tenemos la fortuna de que el huerto de la Parroquia de San Juan de Ávila (calle Fornillos, Usera) forma parte de la Rehdmad. Esta hortodiversidad es una de nuestras fortalezas.

Para los días 20, 21 y 22 de noviembre, a las 20:00, han organizado unas jornadas sobre cristianismo y ecología. También desde el humor, nos detallan el contenido de sus jornadas:

“El día 20 contaremos con Pablo Llobera, educador ambiental y miembro de la red de huertos urbanos de Madrid. Nos hablará de eso mismo, cristianismo y ecología.

El día 21 tendremos una mesa en la que se expondrán tres experiencias: la del grupo de consumo de la parroquia, la de los huertos del grupo de consumo de la asamblea 15 M, y la de Igor, militante de Ecologistas en Acción.

El día 22, la sesión la dinamizaremos César y yo, del Taller de Biblia. No contamos casi nada para que el choque cognitivo previo al aprendizaje sea mayor (usaremos una plancha para el choque), pero os adelanto que me centraré en la reinterpretación, en clave verde, de algunos pasajes del libro del Génesis”

Como habréis comprobado, los caminos de los huertos son infinitos. Yo no me pierdo estas jornadas.¡Amén!


Anuncios