VERDURAS SALTEADAS CON VEGANOS IBÉRICOS

¿Quién dijo que la cocina vegana es aburrida? ¿Que es deficitaria en proteínas? ¿Que convierte tu cuerpo en un junco incapaz de permanecer erguido?

Maledicencias. En el taller de cocina vegana en Cantarranas comprobaste que podías enriquecer tu dieta con nuevos platos. Estás tan eufórica que marcas este Viernes 31 como el año I después de la Rana. Comenzarás a dar saltos de evolución en tu cocina.

Lo primero es recopilar todos los apuntes que cogiste en el taller. Fue mucha la información y hay que ordenar las ideas.  Te das cuenta que tenías que haber grabado las explicaciones, tu letra es tan deficiente que apenas entiendes lo que anotaste. No hay problema, está todo en la cabeza. Cocina y diversión. Ya centrada pones en marcha tu primera receta sensorial vegana.

Ingredientes

3 veganos de Castilla y León, si son de Salamanca mejor

1 zanahoria, 1 pimientos verde, 1 pimiento rojo

1 par de zapatillas deportivas

3 cucharadas soperas de soja

Este plato requiere de espacio vital, por lo que necesitarás salir de tu apartamento de 30 m2 al patio o a la calle. Busca un muro soleado y dispón a los tres veganos en forma de ele. La espalda formará un ángulo recto con las piernas. La cabeza gacha, pegando el mentón al cuello.

Los veganos ibéricos se colocarán uno detrás de otro. Adoptarán la disposición lúdica más conocida como churro, media manga, mangotera. Una vez bien formados colocarás una hortaliza en la espalda de cada vegano.

Empieza la experiencia sensorial. Átate bien los cordones de las zapatillas, toma una cucharadita de soja, coge carrerilla y salta cual Pipi Calzas largas sobre la espalda de los veganos ibéricos. Intenta llegar con el primer impulso sobre el primer salmantino situado junto al muro, en los siguientes saltos las energías no serán las mismas y quizás no llegues a alcanzar la hortaliza. No te tragues la soja, la necesitarás en el aterrizaje

Una vez posada sobre sus lumbares muerde la hortaliza y mézclala con el líquido azucarado que deberás haber retenido en la boca. Repite toda la operación 2 veces más.

Repitiendo este plato tres veces por semana aunarás dieta y ejercicio en una sola ingesta. Para que no se caduquen los ibéricos es aconsejable hacerse una lista de contactos veganos por tu barrio para no quemar siempre los mismos caballos.

Como siempre, un video tutorial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s