RESUMEN DEL GRANDIOSO TERCER ENCUENTRO ANUAL DE LA REHDMAD

Han pasado ya más de 20 días desde que se celebró el tercer encuentro anual de la red de huertos. Necesitábamos reposar todo lo que aconteció en el Campo de la Cebada para ordenarlo en nuestra cabeza y contárselo a todos nuestros seguidores agrourbanitas que no pudieron asistir al evento.

Ya conocisteis en un anterior post las tretas del Campo de la Cebada para ganar la primera prueba de las agrolimpiadas. Haber crecido en un solar de cemento les ha convertido en unos tan tipos duros que han desarrollado un manual de malas prácticas agrarias en espacios del procomún para conseguir todos sus objetivos.

Pero antes de las agrolimpiadas sucedieron muchas más cosas, algunas de ellas pasaron desapercibidas hasta para los propios organizadores del encuentro. Os las relatamos:

Diez de la mañana, llegamos al Campo de la Cebada para acondicionar el espacio. Once y cuarto, no vemos mucha gente dentro ni en los alrededores. A las once y media comienzan los talleres, así que Raúl Urquiaga, nuestro reportero denuncia, junto con otras mentes privilegiadas con años de experiencia visionando programas de telecinco deciden pasar a la acción. Hay que cambiar el reclamo. Taller de intercambio de experiencias en los huertos comunitarios no parecía un atractivo anzuelo de sábado matinal en una ciudad con más de 5 eventos por metro cuadrado.

IMG_4135

Algunos retoques más conformaron el cartel de la programación que colocamos a la entrada del Campo de la Cebada. Confiábamos en que el nuevo enfoque didáctico unido a los cuerpos helénicos  de los integrantes de la Rehdmad consiguiesen atraer más gente al encuentro.

100520141103

Para aumentar el efecto imán repartiríamos unas lechuguitas de colores que nos proporcionaron nuestros compañeros del Huerto del Retiro. Al frente de esta estrategia de marketing ecológico plantamos a una de las huerteras con más magnetismo personal de la red, Almudena.

IMG_4138

El resultado fue inmediato. Hordas de yonkis de la agricultura urbana acudieron al taller de intercambio de experiencias en los huertos coordinado por Javier, de Sabia Bruta.

IMG_4140

En el taller se compartieron las acciones que los distintos huertos han puesto en práctica a lo largo del año para mejorar sus relaciones internas y externas. Esta es una plaza contó cómo fue el proceso para conseguir que los padres que acudían con sus niños al espacio lograsen implicarse en el cuidado y mantenimiento del jardín; Cantarranas mostró su amplia experiencia en los procesos de compostaje, llegando incluso a utilizar la orina humana para enriquecer la calidad del compost.

Participaron también huerteros de allende el foro. Sebastián de Valencia nos regaló los oídos por lo que estábamos construyendo en Madrid (se refería a la red, no al soterramiento de la M-30) y nos habló de la situación de la agricultura urbana en su tierra. La presencia internacional vino de Xalapa, México. Una brasileña afincada en Xalapa ejerció de representante de la casi neonata  red de huertos comunitarios de su ciudad. Por el momento sólo la componían  3 huertos, pero sentía que la red iría creciendo

100520141085

Tras el taller de intercambio los asistentes se repartieron entres los otros 3 talleres programados hasta las 14:00 h. En el taller dinamizado por Kois, de Adelfas, se reflexionó sobre la crisis y la soberanía alimentaria.

100520141096

El taller no estaba patrocinado por Grama ni el Campo de la Cebada. Raúl se coló en el encuadre para quitar visibilidad a Adelfas. Se empezaba a alimentar el pique competitivo entre estos dos huertos fraternalmente enfrentados.

100520141097

Los participantes de este taller se comportaron muy aplicadamente. Fueron capaces de ordenar las ideas y reflexiones en un documento que compartimos con todos vosotros.

APUNTES TALLER CRISIS Y SOBERANIA ALIMENTARIA

Mientras se desarrollaban el resto de los talleres, Nuria del huerto Quijote con Azadas, y Almudena de Tabacalera, se encargaron de distraer a los locos bajitos que acudieron al encuentro.

100520141089

100520141090

Ese juego que desplegaron se parecía bastante al desarrollado por uno de los gurús de la educación infantil participativa, al que he de decir que profeso una gran admiración. Yo mismo he copiado mucha de sus ideas y movimientos corporales para acercar la ciudad a la infancia.

 

Después del baile cromático las monitoras terminaron tan agotadas que se fueron a resguardar a la sombra para continuar con la parte más plástica del taller:  Semilleros y bombas de semillas

100520141099

A pocos metros de distancia, Ainhoa, de Esta es una plaza, Talma del Campo, Aida de Adelfas, Alberto de Tabacalera y Ángela de Cantarranas, nos retaban primero a identificar las semillas del huerto para más tarde enseñarnos a recogerlas y conservarlas.

100520141101

Talma empezó explicando la metáfora de la semillita y la Cigüeña para visualizar el fenómeno de la vida vegetal en los bancales. Ante el nivel del grupo cambió rápidamente la metodología y empezó a utilizar términos más científicos como polinizaciones cruzadas, autóctono, alóctono, y superkalifragilistikuespialidoso, que es una palabra que le gusta mucho meter en cualquier contexto.

100520141100

Tras la charla a la sombra, Ainhoa guió a los participantes por los bancales de la Cebada para explicarles dónde buscar las semillas de las hortalizas que cultivamos y cómo guardarlas para ir creando nuestro banco de semillas.

100520141108

El último de los talleres fue el de Facilitación de Grupos, cuyo objetivo era aportar ideas y dinámicas para mejorar la gestión de asambleas, actividades o proyectos. Este taller fue impartido por Yara, simpatizante de la Rehdmad.

100520141114

100520141093

Tras la estancia en el duro mundo de las ideas y la reflexión llegó el tiempo de la manduca o de la “Comidita”, como rezaba en el cartel de la programación.

Manu de Adelfas volvió a ser uno de los grandes triunfadores. Su tortilla 3D despertó la admiración y envidia de muchos de los comensales. En la siguiente foto podemos leer en la mente de Javier: “Qué cabrón, lo ha vuelto a hacer. Ahora nadie probará de mi triste plato de ensalada. Voy a poner cara de que no pasa nada. Le odio”

100520141116

A la derecha de Manu, Clara de Esta es una plaza, accedió a contentar a los agrourbanitas más infantiles de la red. “A que no eres capaz de decir gentrificación con la boca llena de ensalada”

100520141118

Unos metros más al fondo, Pablo Llobera de Las Tablas, con camisa roja y gorra, se impulsaba para saltar sobre la mesa de las viandas. Había detectado el único trozo de la tortiila de Manu que quedaba sobre el plato.

100520141117

Una vez reposada la comida comenzaron las primeras agrolimpiadas. La primera parte de las pruebas ya os las contamos en un anterior post.

La segunda parte, las coreografías con elementos típicos de los huertos comunitarios, la hemos reservado para dentro de unos días. Es una delicatessen que necesita una ventana propia.

Al final del encuentro nos hicimos una gran foto familiar que refleja todo el poder y la belleza de la Rehdmad

100520141123

Nos vemos el año que viene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s