DANCING BETWEEN PUERROS Y PALETS

Ha llegado el momento con casi un mes de retraso. Lo bueno se hace esperar. A pesar de las presiones que hemos recibido de algunos miembros de la Rehdmad para no publicar estos vídeos, nos debemos a nuestros agro-seguidores.

Os mostramos a continuación  la última de las pruebas de las primeras Agrolimpiadas de la red que celebramos en el Campo de la Cebada. La comisión deportiva diseñó unas pruebas para que brotase la creatividad de los participantes hortícolas. A partir de algunos elementos típicos de nuestros espacios urbanos (palets, neumáticos y hortalizas) los integrantes de cada huerto debían dibujar una coreografía musical de una duración máxima de un minuto.

Introdujimos los elementos en una maceta. Las canciones en otra. Una mano inocente de cada huerto sacaría al azar un papelito de cada maceta. Tuvieron dos minutos para ensayar la coreografía con el elemento y la canción extraída.

Este fue el resultado.

Huerto: Esta es una plaza. Elemento: Neumático. Canción: Dancing Queen (Abba)

Se esperaba mucho de uno de los huertos más luminosos de Madrid. Es cierto que tuvieron mala suerte con el elemento asignado. Sin embargo, el gran lastre para el cuarteto no fue el neumático, si no el chico de las caderas rígidas, duras como el cemento del Campo de la Cebada.

A pesar de contar con tres mujeres que hubiesen llegado a la final de “Tú sí que vales”, la coreografía quedó plana, sin ningún movimiento arriesgado, sin ningún asidero emocional al que el público pudiera agarrarse.

Podría haberse valorado el hecho de que una de las bailarinas actuó en avanzado estado de gestación. Pero el jurado fue implacable. Penúltimos en la clasificación.

Huerto: Polihuerto (miembros de varios). Elemento: Palet. Canción: Centro di gravitá permanente (Franco Battiato)

Digitálmente la calidad de la coreografía fue perfecta. Misteriosamente, quizás por haber integrantes de un huerto universitario, el vídeo presentó una factura visual académica.

Pero el conjunto fue un baile liliáceo, con sabor a ajo, repetitivo. Subidas y bajadas reiterativas del palet. Cero riesgo. Se echó en falta algún arabesco, un salto al vacío.

El jurado fue justo. Última posición

Huerto: IES Barajas. Elemento: Palet. Canción: Happy (Pharrell Williams)

A partir de este huerto de extrarradio, más allá de la M-30, el nivel empezó a subir. IES Barajas hizo gala del poderío que otorga la juventud de su cuarteto a los bancales. Henchidos de feromonas, fueron los únicos que introdujeron un elemento de fuerza.

Espectacular resultó el doble salto mortal carpado desde el palet de tres metros.

Si el cuarteto continúa entrenando, se postulan como uno de los granes rivales a batir el año próximo.

El jurado arriesgo poco. Tercera posición.

Huerto:Campo de la cebada. Elemento: Neumático. Canción: Cómo pudiste hacerme esto a mí (Alaska y Dinarama)

La presión era enorme para este huerto. Jugaban en casa. Sin embargo, ante esta situación se crecieron. Auténtico glam agro-petardo. Originalidad, frescura, y… un poco de caradura al cambiar el neumático por un tubo de obra con el que están muy familiarizados en el espacio.

Pura poesía en movimiento el momento en que los bailarines penetran por el hueco de la rueda. ¿el camino que conduce al procomún? ¿Aunque se les acabe la cesión ya han empezado a girar, a moverse, a entrar en nuevas formas de autogestión vecinal?

Quizás la coreografía más fresca del evento. Segunda posición. ¿injusta?

Huerto:Adelfas. Elemento: Puerro. Canción: Get Lucky  (Daft Punk)

Puro funk, puro rollo, puro swing, puro fly, puro puerro. Fantástica la coreografía grupal del huerto de Adelfas. Se esperaba mucho de ellos. Durante dos meses se recluyeron en la academia de baile de Joaquín Cortés en Tirso de Molina. Y como no podía ser de otra forma por su situación geográfica junto a las vías del tren de Méndez Ávaro, no descarrilaron.

Los únicos atletas que se arriesgaron con un lanzamiento de elemento. Cuando los puerros volaron por encima del cielo de Madrid,  el numeroso público congeló la expresión de sus rostros durante los dos segundos que duró el vuelo hortalíceo.

En la recepción estaba el oro olímpico. El griterío de los asistentes constató la perfección del movimiento. A partir de aquí todo fue un camino de puerros.

Justo primer puesto

 

Sin embargo, el primer puesto quedó desierto. Ante las irregularidades que se constataron en la primera parte de las Agrolimpiadas se decidió proclamar un perdedor en vez de un ganador.

Así que el primer perdedor de las Agrolimpiadas recayó en el Huerto de Sabia Bruta, como representante de los polihuertos. El preciado trofeo permanecerá en sus instalaciones hasta el año próximo.

Manu de la cebada y Ana del ies Barajas, miembros de la comisión organizadora, nos muestran el trofeo que ya está en la caseta de aperos de Sabia Bruta.

100520141098

Anuncios