TXAPATI FOOD GUERRILLA

Esta receta sensorial es fruto de un taller de cocina callejera al que me apunté con una amiga agrourbanita, Sara de Esta es una plaza. Dos cocinillas como nosotros no dudamos en sumergirnos en esta experiencia tan hipster que se impartió en mayo en el Medialab de Madrid

De los proyectos que se presentaron para desarrollar su propuestas callejeras, nos sentimos atraídos por el del colectivo Cocina de Guerrilla de Vitoria. Ruben Castillejo, una de las cazuelas visibles del proyecto, nos enganchó con su discurso.

La idea era crear una receta culinaria fácil de elaborar en la calle, rica, y que a la vez fuese una herramienta reivindicativa para diferentes colectivos de la ciudad.

Primero decidimos los ingredientes comestibles que integrarían nuestra receta callejera:

– Harina

– Aceite

– Agua

– Sal

– Condimentos Sociales “Extras”

Luego los ingredientes no comestibles que deberían estar presentes en esta masa básica:

– Empoderamiento

– Activismo

– Movimiento Social

–  Derechos Alimentarios

– Salud

thapati

La masa de harina se convertiría de esta forma en la Txapati Guerrilla. Sobre ella cada colectivo que saliese a la calle escribiría un mensaje de texto que visibilizase sus reivindicaciones. Este mensaje se elaboraría con los condimentos sociales “extra”.

Perseguíamos crear una sinestesia entre el color del mensaje y el colectivo. Que salen a la calle la marea verde a protestar por los recortes en educación, pues mensaje a base de jugo de lechuga o txapati de color verde;  Que son los mineros, pues texto con paté de aceituna.

Rubén tuvo que marcharse a Vitoria a los pocos días de iniciar el taller. Sara y yo nos embadurnamos de harina y empezamos a experimentar.

300520141187300520141193

300520141195

300520141196

Ya teníamos materializada la idea, aprendido la técnica, faltaba el soporte para transportar y cocinar fácilmente en la calle la Txapati Guerrilla.

Esta segunda parte de la receta nos la mandó Rubén esbozada en un dibujo.

thapati2

No podía ser de otra forma tratándose de comida callejera: La cocina portátil sería un cubo de basura.

¿Llegaremos a construirla? Rubén nos ha lanzado el reto. Ya os contaremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s