DERIVA CURRICULAR DE MELOCOTONES AL AFTEREIGHT

Se presenta un verano difícil: Olas de calor de procedencia sahariana. Nuevamente en paro tras la firma del finiquito de tu último minijob como mascota Teletubbie en unos grandes almacenes. Otro verano sin vacaciones en Cullera.

Sin embargo, como lector de esta sección del blog, tienes un arma para cambiar este paradigma. La cocina sensorial.

Los sabores pueden transportarte a la infancia, a un país exótico, a toboganes emocionales, a activar las zonas más hedonistas de tu cerebro, a desactivar las conexiones que te conducen a fases depresivas.

Como tienes las herramientas culinarias, te lanzas a un objetivo mayúsculo, digno de entrar en el menú del mejor restaurante del mundo, el Celler de Can Roca, solamente por haber sido capaz de pensar una propuesta tan rupturista:

Pretendes mejorar tu situación laboral mediante la elaboración de un menú sensorial que te transporte a una época más boyante desde el punto de vista de la economía. Quieres viajar a un espacio de pleno empleo a través de la comida. El órdago es delicioso.

Tras tragarte todas las temporadas de “Cuéntame cómo pasó” elaboras el menú:

Entrantes

– Dátiles envueltos en lonchas de bacon frito.

– Huevos rellenos de atún y mahonesa con lluvia de huevo rallado.

Primer Plato

– Cóctel de gambas con piña y salsa rosa, servido en copa duralex.

Segundo Plato

– Pechuga a la Villeroy con patatas fritas sobre un lecho de lechuga.

Postre

– 2 mitades de melocotón en almíbar con un aftereight entre las dos mitades en posición vertical

Bebida

– Tang de naranja

Una vez ingerido el menú, actualiza tu CV y sal a la calle en busca de oportunidades laborales. Recuerda no llevarlo en usb ni en ningún soporte digital. Utiliza soporte papel. Nada de papel reciclado. Mejor satinado brillante.

Si conseguiste el equilibrio en las cantidades, al salir a la calle deberías estar en 1986. En este año, España ingresó en la Comunidad Económica Europea y se produjo un gran impulso económico.

Era la época en que te despedías de un trabajo porque te aburrías y a la semana siguiente ya tenías 10 ofertas más atractivas y mejor remuneradas.

Sin embargo, tras entrar en 4 comercios de la Gran Vía, ni te cogen el CV. A la semana, en el buzón de tu casa, tienes 10 cartas de empresas agradeciéndote el interés mostrado por su firma, pero comentándote que en esos momentos la empresa no contempla ninguna incorporación.

Alarmado bajas al Kiosko y compras el periódico. Miras la fecha. 1994.

Te pasaste de moderno con el postre. El melocotón en almíbar y el aftereight te impidieron viajar tan atrás. Te dejaron en otra época de recesión económica, 24 % de paro. Sigue intentándolo.

Adjuntamos un tutorial para transportarte a la época de pleno empleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s