ENCUENTROS VERDES EN LA TERCERA OLA DE CALOR

La primera ola de calor me dejó preocupado. Yo aguanto bien el calor, pero ellos. ¿Podrían soportar temperaturas de 40 grados sin amarillear? Muchos además de estar en situación de alegalidad no tenían acceso al agua.

La segunda ola de calor me provocó sudores fríos. Quería salir de casa para comprobar que seguían vivos, pero estaba paralizado. Me planteé alquilar un dron y programarlo para que inspeccionase las posibles áreas afectadas. Lo descarté por presupuesto.

La tercera ola de calor me activó. No podía seguir en ese estado de incertidumbre. ¿Cómo estarían los huertos urbanos comunitarios a consecuencia del tridente de aire subsahariano? ¿Tonos ocres? ¿Suelos duros salpicados de abejorros muertos?

Así que cogí mi velocípedo y me acerqué a los huertos del centro, los que quedaban más cerca de mi casa. El primero que visité fue Esta es una plaza. Al entrar me bajó la temperatura corporal. Sin embargo, lo que vi me parecía un espejismo (me palpé la frente). ¿Esta es una plaza o Esto es una selva?

huertoverano

IMAG1078

Fuera de la plaza un golpe de calor casi me tira del velocípedo. Aceleré hasta el huerto de la Tabacalera. ¿Cómo estarían sus huerteros en plena canícula? ¿Me los encontraría tumbados como leones del Serengeti al cobijo de alguna sombra? Comprobé que tenía grabado el número del Samur en el móvil.

Falsa alarma. Me los encontré en armonía con el verdor de sus bancales.

huertoverano3

Huertoverano

La miniexpedición por estos dos huertos del centro me calmó un poco. Aunque seguía temeroso. La plaza y Tabacalera disponían de acceso al agua. ¿Y mis huertos de extrarradio allende la M-30?

La ola de calor y el miedo a cruzar el perímetro de seguridad de la M-30 me desmontaron la idea de acudir pedaleando. Decidí recurrir a las nuevas tecnologías. “¿Podéis enviarme por email fotos de vuestros huertos para constatar que seguís vivos?”. Este fue el mensaje que lancé a los huertos de la red.

La primera respuesta me dejó helado. Desde la Ventilla Juanma me contestó con un “jajajá”. “Te recuerdo que algunos huertos seguimos sin ver el verdor en verano, pero si quieres te mando el amarillo veraniego. Cuando tengamos agua sus vais a enterarrrr.”

Pobrecito. “Ay Carmela, sé buena paya alcaldesa y dales agua”. Ese fue el mensaje de apoyo que brotó en mi superyo o superego, siempre me lío con estos conceptos del psicoanálisis.

Desde Aliseda18, Carabanchel, también llegaban lamentos por la escasez de agua. Sin embargo, contaban con polinizadores que garantizaban la supervivencia del huerto. Jorge me mandó la imagen de un abejorro currándose un pimiento de los monjes.

Abejorro

Había leído recientemente un artículo de prensa con un titular terrorífico: El mundo se queda sin abejorros . Después de recibir las imágenes de Gala, del huerto de La Quinta (Barrio el Salvador) donde un abejorro se zambullía en una alcachofa, mi superyo pensó “pues plantemos más huertos”.

abejorro_alcachofa

Mi yo matemático entendió que el huerto de La Quinta tuviese un género de categoría: A más abejorros, más frutos.

sandia

berenjenas_blancas

Mientras contemplaba la blancura Papal de las Berenjenas llegó a mi bandeja de correo las imágenes de un huerto que no conocía, el “Kupina Morera”, en el barrio que yo rebauticé con nombre de San Chinarro. Este es uno de los nuevos huertos regularizados del Ayuntamiento en el barrio de Sanchinarro. Julia me aclaró que aún no lo habían beatificado.

SAnchinarro

Sanchinarro2

Sanchinarro3

Las siguientes fotos me llegaron de otro de los huertos regularizados, la Alegría de la Huerta en Alameda de Osuna. Y sí, todo allí era jarana. Lechugas esplendorosas, los melones llorando de alegría .

Huertaverano3

Huertaverano

Huertaverano5

¡Dios Santo!, pensó mi superego, puede haber aún más verdor por estos lares. La bandeja de entrada lo constató. Desde el huerto de Santa Eugenia los tomates aparecían como maná caído del cielo.

IMG-20150721-WA0002_resized

IMG-20150721-WA0008_resized

Los tomates de Santa Eugenia parecían bombillas. Mientras reflexionaba sobre mi luminoso símil, nuevas imágenes de huerto enraizaban en el servidor de correo. Las siguientes eran del huerto de La Bombilla, en el barrio Manzanares-Casa de Campo

20150721_192920_resized_2

20150721_193020_resized_2

Tras ver las calabazas del huerto salí corriendo a la nevera, eran las 12:00 y no quería que estallase el zumo de frambuesas que había metido en el congelador. Al sentarme frente al ordenador ya con el néctar rosa sobre la mesa entraron nuevas instantáneas desde la Huerta Tetúan. Mi superyo se mosqueó al ver que entre las imágenes aparecían frambuesas. ¿Quién me observaba? ¿O sería los efectos de la tercera ola de calor que me estaban volviendo paranoico?

Huertaverano4

Huertaverano2

Huertaverano

A punto de apagar el ordenador saltó el último correo. Llegaba desde la huerta de Cantarranas, uno de los huertos pioneros de la red situado en Ciudad Universitaria.

Huertaverano

Fin del examen. El recorrido en imágenes por los huertos de la red me dejó más tranquilo. La mayoría lucían verdes y aquellos que aún no disponían de red de riego seguían albergando fauna polonizadora: Animal y humana.

Anuncios

Un comentario en “ENCUENTROS VERDES EN LA TERCERA OLA DE CALOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s