UN BANCO MALO IMPUTA A UN ECOLOGISTA POR OCUPAR UN TERRENO PARA HUERTO URBANO

Quien no haya ocupado un solar abandonado durante años por la administración, lleno de escombros, excrementos, oscuridad, y recuperado para el barrio a través de un proyecto de huerto urbano comunitario, que tire un tomate o levante la mano.

En Madrid fuimos muchos los que empezamos ocupando o usurpando, llámenlo como quieran, solares municipales sin uso para llenarlos de huertos y tejerlos con vecinos.

La administración nos ignoró durante años, nos desmantelaron algunos huertos, y finalmente terminaron por regularizar la situación de los huertos urbanos comunitarios.

En Barakaldo, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), más conocida como el banco malo, denunció en 2014 al representante legal de la organización Ekologistak Martxan por un delito de usurpación al ocupar un terreno para desarrollar un proyecto de huertos urbanos.

La denuncia se refiere al uso colectivo que se lleva a cabo desde el verano de 2014 de una parcela en estado de abandono en el área de Serralta, dentro del barrio de Lutxana.

Dicha parcela fue recuperada, limpiada y rehabilitada por personas voluntarias de la asociación y destinada a cultivos hortofrutícolas de temporada, dentro del proyecto “Huertos Urbanos en Barakaldo”.

Desde entonces, decenas de personas de todas las edades han participado en labores de limpieza y cultivo y otras actividades (cursillos de “agricultura ecológica y soberanía alimentaria”, de “horticultura urbana”, “recuperación de espacios degradados”,…) y siguen haciéndolo, para evitar la degradación de un área urbana en un barrio de gran actividad socio-cultural,  necesitado de espacios.

El pasado lunes 11 de Enero el representante legal de la asociación ecologista fue citado a declarar a los juzgados como imputado.

Esperemos que el actual equipo de gobierno municipal (PNV) retire cualquier actuación iniciada contra la organización ecologista y mande al banco malo a un programa de reinserción social para que se deje de maldades y empiece a hacer el bien dentro de su comunidad.

Desde la Red de huertos urbanos comunitarios de Madrid enviamos una ráfaga de tomates al banco malo ( ecológicos, eso sí ) y todo nuestro apoyo a la organización ecologista Martxan de Barakaldo.

Malo, malo, malo eres, no se imputa a quien te limpia y cuida el solar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s