Gin tonic de atún con empanada de pepino

Para cerrar el año culinario sensorial proponemos una receta líquida, que fusiona mar y huerta, explorando un nuevo camino en el mestizo universo de los cocktailes.

Os animamos a seguir arriesgando en la cocina, a transitar por esa línea que rompe el equilibrio entre un plato sublime y un plato que se sublima

Ingredientes

un pepino ecológico

un atún rojo terciadito

un barco de almadrabra

una botella de ginebra ( la más cara )

un viaje a Barbate en blablacar ( la plaza más cara )

una cinta ancha de tela blanca con círculo rojo

Un barril de un metro de diámetro

una tónica ( la más cara )

Dificultad: Extrema

Reserva tres plazas en blablacar a Barbate. Escoge el coche más molón, con el conductor que muestre más desapego al diálogo y al hilo musical en su perfil. Pagarás las tres plazas para que no te molesten con conversaciones de ascensor.

Una vez en Barbate compra un billete para la levantá del atún en una almadraba. Ya a bordo saca la botella de ginebra y el pepino. Sírvete vasos generosos de gin mientras mojas el pepino.

Cuando vayas bien puesto de pepino ( lo notarás cuando el frío marino empiece a desparecer de tu cuerpo ), quítate el chubasquero y las botas katiuskas, anúdate la cinta blanca con círculo rojo a la frente y tírate al mar teñido de rojo en busca de un atún terciadito.

Una vez capturado, sin muerte, súbelo al barco. Sécate bien. Enfúndate unas bermudas y filtra la realidad con tus gafas de sol.

En un barril de un metro de diámetro coloca el atún con la cabeza hacia el fondo del barril. Vierte la ginebra sobre la aleta del atún. Sé generoso con la ginebra, un atún de 300 kilos aguantas más la ingesta de alcohol que un euroblanco ( no británico ). Añade una rodaja de pepino.

Cuando el atún comience a sentir los efectos del pepino ( lo notarás por el aleteo ) sácalo del barril y devuélvelo al agua.

Quedará un culín de ginebra en el fondo del barril. Recógelo con un cazo y sírvetelo con unas lágrimas de tónica. No rompas la burbuja con cucharilla ni con otro utensilio moderno de menaje del hogar

¿ Notas el sabor a mar, verdad?

Como siempre una imagen evocadora para guiarte hacia la receta

Receta sensorial gintonic

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s