ENSALADA MEDITERRÁNEA EN BAÑO DE COQUINAS

Las lluvias del mes de mayo están provocando que nuestro cuerpo se esté acostumbrando a un clima ficticio, en discordancia con las temperaturas propias del verano que ya rozamos.

Sientes un frescor anómalo, propio de una primavera nórdica, pero en breve, el gurú de los cirros y nimboestratos, el gran Maldonado, anunciará en su web temperaturas de 40 grados para los meses de estío.

La siguiente receta sensorial intentará mitigar esta sensación de canícula, transportándonos a un medio acuoso que nos permitirá seguir engañando a nuestro cuerpo.

Ingredientes

Dos cesta de verduras con hortalizas de raíz y de hoja de un grupo de consumo

50 gramos de coquinas

Unas gafas de piscina

Un molde circular

Uno palo de pinchos moruno

Gelatina

Un vaso de vino de la terreta

Elaboración

Pide en tu grupo de consumo dos cestas colmaditas de puerros, cebollas, remolachas, ajos, lechugas y espinacas, suelen venir con una gran cantidad de tierra.

Si no participas en un grupo de consumo, llama a un amigo de Lavapiés, seguro que te podrá pedir ese par de cestas del suyo.

Una vez en casa llena la bañera de agua caliente por la mitad ( si no tienes bañera llama a un amigo con nómina y piso en propiedad, seguramente tendrá una ).

A continuación vierte el contenido de las cestas de verduras en la bañera para conseguir el paisaje de aguas turbias tan característico de la primera franja de baño en las playas del mediterráneo, donde se concentra el 95 % de bañistas en agosto.

Con el agua bien calentita, introduce un termómetro para asegurarte que la temperatura está por encima de los 25 º C, echa las coquinas.

Acto seguido recorta con el molde circular la barra de gelatina, saca tres o cuatro secciones, evocarán la fauna más singular del mediterráneo estival, las medusas.

Ajústate las gafas de bucear, engancha el pincho moruno, coge aire y sumérgete en este escenario sensorial que has creado en el cuarto de baño: fluye por las aguas limosas, esquiva las medusas de gelatina, busca las coquinas enterradas en el fondo de la bañera e intenta ensartar en el pincho las hortalizas de raíz y hoja ( juega con las distintas texturas y colores; ahora puerro más espinaca, luego remolacha más lechuga)

Cuando el aire escasee en tus pulmones, vuelve a la superficie, dale un mordisco al tesoro de verduras, acompañándolo con un tragito de vino de la terreta que habrás colocado estratégicamente en el borde de la bañera.

Relájate y deja también fluir los líquidos de tu interior en el caribe de aguas turbias.

Como siempre un video sensorial que os ayudará a transportaros a este ambiente mediterráneo para la preparación de la receta : “Composición sonora de meadas, obras de artista Mikel R. Nieto, encuadrada dentro del proyecto Paraíso (In) habitado”

Anuncios

4 comentarios en “ENSALADA MEDITERRÁNEA EN BAÑO DE COQUINAS

  1. ssalvador dijo:

    He conseguido empatizar con el escenario sensorial que has minuciosamente descrito. He sentido cómo ingería agua con sabor a jabón de la bañera al tiempo que sentía las verduras entre mis dientes y mi lengua. Disfrutando sintiendo como a cámara lenta… En fín, pá qué te viá contá?

  2. BPayer dijo:

    Fenomenal receta que le da mil vueltas a las de Masterchef,
    refrescante y adelgazante,
    yo le puse mucha remolacha
    y ahora tengo un bronceado morado,
    que soy la envidia de mis vecinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s