Ensalada de Perseidas en entornos con contaminación lumínica

Paseando un día de agosto por la calle Cabestreros de Lavapiés alcé la cabeza y me topé con una lluvia de Perseidas . Era la primera vez en mi vida que contemplaba este fenómeno en el centro de Madrid, eternamente contaminado por el alumbrado nocturno.

El balcón representaba una lluvia de estrellas esculpidas en poliuretano con motivo del concurso de engalanamiento de balcones de las fiestas populares de lavapiés, pero sensorialmente me trasladó a una noche oscura perforada por los destellos lumínicos de una cascada de meteoritos que se desintegraba al contacto con la atmósfera.

Balconperseidasreceta

Esta sensación me hizo plantearme si podría recrear una noche de San Lorenzo salpicada por perseidas a través de un plato de cocina sensorial.

No quería contaminarme de otros intentos culinarios por recrear este evento atmosférico anual, así que rehuí de documentarme en programas televisivos de cocina, blogs gastronómicos o fotos de instagram.

Para inspirarme pasé una noche en un huerto urbano cubriéndome los ojos con una venda negra. Al día siguiente ya tenía en la cabeza la receta.

Estos son los pasos que deberéis seguir para degustar una noche de San Lorenzo bajo condiciones de contaminación lumínica

Ingredientes

Medio melón ( si está durito mejor )

Medio calabacín

Una lámina de puerro

Un colutorio

Un molde de asteroides ( para personas con pulso frágil o con nula destreza para dibujar )

Vamos a elaborar una lluvia de perseidas con frutas y hortalizas blancas que simulen el aspecto lechoso de las estrellas.

Utilizaremos un molde de estrellas si de media en vuestro periodo escolar en la asignatura de dibujo estuvisteis por debajo del 6. Parece fácil, pero los brazos de las estrellas requieren cierta habilidad manual.

A mano, si en tus genes late Da Vinci, o con el molde, si eran tus padres quienes te hacían los trabajos manuales, recortar varias estrellas a partir de rodajas de melón y de calabacín.

Es mejor elegir un melón sin madurar porque maduro tiene mucha agua y será complicado recortar las perseidas. Con el calabacín proceder recortando rodajas de grosor medio, si las partís muy finitas las estrellas pueden implosionar.

A continuación, pelar el puerro seleccionando la primera capa de la liliácea. Debido a la textura fibrosa del puerro, os recomendamos dibujar previamente las perseidas sobre la lámina para recortarla después con vuestro mejor cuchillo afilado.

perseidasreceta

Una vez perfilada la blanca constelación, salir al balcón o ventana de una habitación que dé a la calle a partir de las 12 de la noche.

introducir las perseidas en la boca y tragar un buchito de colutorio. Éste provocará un escozor agudo en el interior de la cavidad bucal que os ayudará a expulsar con más velocidad la lluvia de meteoritos.

Bien ubicados, cuando el picor bucal os haga llorar sintiendo que os va a explotar la piñata, mirar al cielo, pensar un deseo y expulsar la lluvia de perseidas.

Si desde la calle escucháis un sonido que inunda el firmamento, “ Joputa” , vuestro deseo se cumplirá.

Anuncios

Un comentario en “Ensalada de Perseidas en entornos con contaminación lumínica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s