Supermercado sí, huerto no. El autoconsumo se reivindica durante la pandemia.

huertaeugenia3

El diario Público ha publicado un interesante artículo sobre el acceso a los huertos urbanos comunitaruos y de autoconsumo durante la pandemia del coronavirus.

Nuestro compañero agrosociólogo Kois del huerto de Adelfas, salpica el artículo con apuntes  sobre el papel de los huertos urbanos comunitarios durante el confinamiento.

Así empieza el artículo:

“El modelo alimentario actual parece articularse en torno a las estanterías metálicas de los supermercados. Con la pandemia y las medidas de confinamiento, las grandes cadenas de alimentación se han convertido en el principal elemento de abastecimiento de la sociedad, al menos en los entornos urbanos. Sin embargo, la realidad española muestra que hay vida más allá de la ciudad; que los entornos rurales, de por sí maltratados, se caracterizan por una forma de entender la alimentación ligada al autoconsumo y el viaje diario a la huerta. Pese a ello, los bancales partículares se han precintado y el confinamiento impide, en la mayor parte de España, que los pequeños campesinos puedan salir de sus casas para cultivar y recoger algo de alimento.”

Aquí el link al artículo completo

Gracias al periodista Alejandro Tena por visibilizar esta problemática…y descargar a nuestro redactor del blog de escribir un artículo “comme il faut” sobre este tema. En la actualidad está releyendo la conjura de los necios y se está mimetizando con su protagonista. Le come la pereza

Basurina y el doctor carburante: Dibujos desde el confinamiento

concursodibujograma

La plataforma por el cierre de la incineradora de Valdemingómez, formada por l@s compañer@s de Ecologistas en acción, Arba y Grama, impulsa este concurso de dibujo, que viene piripintado como ejercicio para toda la familia ( salvo para aquellas adictas al consumo exacerbado y quema de residuos ) en estos tiempos de confinamiento.

“Basurina y el Doctor Carburante” es la historia de una niña que lucha por mejorar el medio ambiente de la ciudad. El Doctor Carburante ha construido una incineradora de residuos y toda la población está muy contenta. Pero Basurina empieza a darse cuenta de que algunas cosas no van bien.

La historia ya está contada, puedes acceder al cuento sonoro y a las bases de la convocatoria del concurso en este enlace

Ahora sólo falta ilustrarla con dibujos. Hay tiempo hasta el 3 de mayo para enviar vuestras propuestas.

¿Nos animamos?

 

POR LA HUERTA DE AUTOCONSUMO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

huertacorona

Desde el grupo ecologista ARBA se está impulsando una campaña para enviar al Ministerio de Agricultura y que posibilite trabajar la huerta de autoconsumo en estos tiempos de confinamiento.

Nosotras ya la hemos apoyado. Si estás de acuerdo con la petición puedes firmarla aquí.

Esta es la justificación:

En relación a la prohibición de ir a los huertos particulares durante el periodo de confinamiento según el Real Decreto del 14 de Marzo de 2020 (https://boe.es/boe/dias/2020/03/14/pdfs/BOE-A-2020-3692.pdf), pensamos que esta norma esté dictada pensando en los huertos como lugar de recreo y sin tener en cuenta la realidad de lo que significan los huertos de autoconsumo en el conjunto del estado:

• La huerta de autoconsumo alimenta a miles de personas a lo largo del estado y provee de alimentos frescos y de temporada a la población. Elemento clave en un momento de riesgo sanitario en que debemos alimentarnos correctamente.

• Es mucho más seguro ir al huerto, cumpliendo las medidas sanitarias preventivas -ir a sola/o, no reunirse con más personas, etcétera- que acudir a los supermercados, donde se reúnen muchas más personas en un espacio cerrado.

• Los huertos de autoconsumo son el acceso más directo a producto fresco, mucho más que en cualquier otro lugar. Para algunas familias, además, puede representar un ahorro económico necesario en tiempos de pérdida de puestos de trabajo.

• La huerta de autoconsumo es uno de los pilares de la Soberanía Alimentaria, y por eso es importante y estratégico mantenerla para afrontar de forma más segura y con más herramientas esta crisis que no sabemos hasta cuando se puede alargar. De hecho, es muy importante que todo el mundo con acceso a ello pueda plantar y sembrar la huerta de verano en estas semanas para que haya cosecha en los próximos meses, y disminuir la vulnerabilidad de la población en caso de que hubiera algún tipo de indicio de desabastecimiento de producto fresco en los próximos meses ya que muchos países están deteniendo las exportaciones.

Entendemos que:

• Según el Artículo 7 del Real Decreto del 14 de Marzo de 2020, se permite la circulación de personas por las vías de uso público para a) “Adquisición de alimentos (…)”; y g) “Por causa de fuerza mayor y situación de necesidad”. Ir al huerto a autoabastecerse de alimentos, a nuestro entender, son ejemplos de estas dos casuísticas.

• Pedimos al Ministerio de Interior y de Agricultura que reconsideren la medida que impide hacerse cargo de los huertos de autoconsumo, ya que entra en contradicción literal con el Real Decreto que permite la circulación para la adquisición de alimentos.

• Instamos a los dos organismos a hacerlo público de manera que quede claro en qué condiciones y con qué medidas hay que acceder a nuestros huertos de autoabastecimiento para hacerlo con seguridad y no dejarlo a la arbitrariedad de cada agente o cada particular.

• Invitamos a entidades, colectivos y Ayuntamientos a adherirse a este documento para que se regule esta actividad en vez de prohibirla, como ya se ha hecho en Galicia permitiendo a las personas que tengan cultivos o viñas de autoconsumo hacer los desplazamientos imprescindibles para atenderlas (https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2020/20200324/AnuncioG0426-230320-1_gl.pdf).

• También animamos a las/los Alcaldesas/Alcaldes a hablar con policía local y guardia civil para aplicar el sentido común y que permitan el acceso a los huertos, cumpliendo las medidas sanitarias pertinentes.

Impulsamos y firmamos este manifiesto como hortelanas/hortelanos responsables y soberanas/os:

LOS VECINOS DEL ESPACIO VECINAL DE LA GASOLINERA ABANDONAN EL HUERTO URBANO

huertogasolinera

Hace unas semanas el huerto de la Gasolinera, en el distrito de Salamanca, cesó su actividad por la incapacidad para dialogar  y falta de empatía del Concejal del distrito con su vecindad.

Adjuntamos el comunicado de la comisión de medio ambiente del espacio vecinal la Gasolinera para denunciar esta situación de desidia política:

“El huerto urbano de La Gasolinera se encontraba en el número 17 de la calle Cartagena y comenzó su andadura en 2017.

El nuevo Concejal del PP de nuestro distrito se dio mucha prisa en quitar el recinto de La Gasolinera a los vecinos y, visitando el espacio en los primeros días de su toma de posesión, retiró los carteles de nuestras actividades  y prohibió las que teníamos programadas en esas fechas (ejemplo: recogida de alimentos para la asociación SOS REFUGIADOS, una actuación musical, el mercadillo agroecológico que teníamos programado para todos los sábados del verano, etc.).

A pesar de que los vecinos solicitamos una reunión con el Concejal, no respondió en ningún sentido y nos quitó también las llaves del recinto del huerto por lo que no pudimos durante todo el verano regar durante los sábados, domingos y festivos,  lo que conllevó que se murieran muchas plantas. Parece ser que a este señor le gustaba que los vecinos mantuviésemos el huerto aunque, eso sí,  entorpeciendo nuestro trabajo  al no facilitarnos las llaves.

El huerto de La Gasolinera ha sido el primer espacio dedicado a la horticultura en nuestro distrito y durante los tres años de su funcionamiento, las personas que lo cuidamos hemos recibido el apoyo, agradecimiento y felicitaciones de todos los vecinos. Las muestras de satisfacción  han sido constantes en las innumerables visitas y consultas que nos han planteado sobre el cuidado de sus plantas en terrazas y balcones

Nuestras actividades han consistido, además de cuidarlo adecuadamente, en abrir el espacio a los niños del colegio colindante para que a la salida del colegio tuvieran un espacio donde practicar juegos: ping pong, parchís, damas ajedrez, futbol, escalada en el rocódromo, comba, etc. durante el período escolar. Se han impartido talleres de huerto y plantación de semillas a centenares de alumnos de colegios del distrito, niños y mayores atendidos por los servicios sociales y Cáritas. Y se han organizado charlas medio ambientales en La Gasolinera y en el Centro Buenavista.

Todo este trabajo se ha llevado a cabo voluntaria y gratuitamente por los vecinos que han querido trabajar y que durante estos tres años han participado más de una veintena de personas.

 Lamentamos dejar de cuidar nuestro querido huerto y pedimos disculpas a todos los vecinos, que sin excepción, han disfrutado de este espacio verde en nuestro distrito. Pero no estamos dispuestos a seguir con este proyecto que el nuevo Ayuntamiento no entiende ni apoya. Temen, sin ningún motivo, que los vecinos participemos en el cuidado de nuestra ciudad, que mejoremos la calidad del aire de nuestras calles y que tomemos iniciativas beneficiosas para la ciudadanía.

Y si esta es su forma de actuar en cuanto a la participación de los vecinos: censurando, prohibiendo y negándose a dialogar, esperemos que al terminar su mandato no vuelvan más en beneficio de nuestra ciudad.”

Resiliencia urbana, mares y marejadas

resilenciakois

Nuestro agrosociólogo de la Red, Kois del huerto de Adelfas, ha escrito un certero artículo sobre la inciativa Mares Madrid de la anterior legislatura y la miopía de la actual corporación, que por un absurdo revanchismo político es incapaz de mirar los logros de este proyecto que estaba inoculando la innovación social en la periferia de nuestra ciudad.

Estos párrafos son un extracto de su artículo en el diario.es:

“Hace unas semanas MARES terminaba y el nuevo consistorio municipal se negaba a darle continuidad, en un ejercicio de incomprensible revanchismo político. Y yo no hago más que recordar las palabras de una amiga cooperante, al afirmar que, paradójicamente, lo primero que escasea tras una inundación suele ser el agua potable. Algo similar nos ocurre con el acceso a la información potable en un tiempo de posverdades, fake news y sobreinformación: que cuesta distinguir lo verdadero y relevante, aunque lo tengamos delante de los ojos.

El disfrute del mar en Madrid representa la utopía, como cada verano recuerda la Batalla Naval vallecana. Así que estamos convencidos de que esto no es el final de MARES, sino su transformación en una imperceptible marejada. Un movimiento moderado de olas, o como dice la segunda acepción de la RAE, una exaltación de los ánimos y una señal de disgusto, manifestada sordamente por varias personas, y que suele preceder al verdadero alboroto. Un alboroto que impugne constructivamente este modelo de ciudad y de economía.”

En este link el artículo completo