LAS LUNAS DE SATURNO Y EL COMPOST DE BATÁN

Podría ser el título de una película oriental, de esas en que los protagonistas toman un pequeño impulso y salen volando describiendo movimientos armoniosos bajo un paisaje de cerezoz en flor mientras se baten en un duelo a sables.

Pero no, es un título para describir el universo hortícola de Batán.

Os contamos en post anteriores el fin de semana frenético de nuestro reportero denuncia, Raúl de Grama: evaluación de las composteras del huerto de Batán, visita a los centros de insectos del pinar de San Pedro de la casa de campo y apoyo a la marcha rosa de Seco.

Esta semana, ya más reposado, ha empezado a producir archivos.doc  para contarnos con su particular sentido del humor estos tres sucesos que han traído un poco de luz a su monótona vida diaria.

Tras su crónica en rosa, este martes le toca el turno a su viaje al hortouniverso de Batán: ¿pesa lo mismo un kilo de compost aquí que en Saturno? Si una persona no es trigo limpio, ¿se la podría compostar?

Estas y otras preguntas de los frikihortelanos de Batán podréis encontrarlas en su post del blog compostaje urbano y comunitario.