AUTORIZADA LA ENTRADA A LOS HUERTOS URBANOS COMUNITARIOS…PERO EN SOLEDAD.

5mayo2020

Esta mañana, vía departamento de educación ambiental del Ayuntamiento de Madrid, nos ha llegado la notificación del permiso de entrada a los huertos urbanos comunitarios que estaba prohibida hasta la fecha ( salvo la excepción de la recogida de la cosecha solidaria que se cedió a los bancos alimentos de cada distrito ).

Nos ha hecho mucha ilusión recibirla, pero según avanzábamos en la lectura del protocolo de acceso a los huertos comunitarios nos parecía estar leyendo el resultado de una pena menor tras un largo proceso de acuerdo con el fiscal: Vamos a tener que ir solitos.

Los huertos comunitarios, la mayoría de 1000 m2, se van a convertir en la nueva normalidad ( esperemos que muy momentáneamente ) en huertos individuales. Estos es lo que dice la normativa del BOE-A-2020-4768 por la que se permite la realización de actividades no profesionales de cuidado y recolección de producciones agrícolas.

Artículo 1. Desplazamiento a huertos.

1. La presente orden tiene por objeto la regulación del desplazamiento para el cuidado y recolección de los huertos cuando no se trate de actividades de naturaleza laboral, profesional o empresarial, actividades estas últimas ya permitidas conforme lo previsto en el artículo 7.1.c) del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-1

El desplazamiento para el cuidado y recolección de los huertos queda autorizado, siempre que se hallen en el mismo término municipal al del domicilio, o en uno adyacente al mismo, conforme lo previsto en el artículo 7.1.a) del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

Seguir leyendo

ENCUENTRO WEBINAR CON HUERTOS EDUCATIVOS LATIAMERICANOS

webinarGermi

Andrea Star, de la Cooperativa Germinando, una de las mayores expertas en huertos escolares de la Vía Láctea, nos informa de este encuentro interestelar sobre experiencias de huertos escolares en Iberoamérica.

Así nos lo cuentan las compis de Germinando:

Os invitamos al encuentro virtual con diferentes redes de huertos educativos de Latinoamérica y la Red Internacional de Huertos Educativos, gracias a la invitación de la Red de apoyo a los huertos escolares de EEUU ( oh, yeahhhh

Home

Ya puedes inscribirte

https://register.gotowebinar.com/register/3219594753190291981

¡Estamos muy ilusionadas con este webinar en el que vamos a participar junto a diferentes redes de huertos educativos de Latinoamérica!

En el encuentro estaremos:

Bruce Ferguson de LabVida MÉXICO

Marisol Dávila de Conucos: Red Educativa de Huertos Escolares y Comunitarios de Puerto Rico PUERTO RICO

Beatriz Bellenda de la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República de URUGUAY

Helda Morales, de Ecosur y la RIHE, MÉXIC

Y nuestra compañera Andrea Estrella de Germinando ISA representando la Red de Huertos Educativos de Sanse ESPAÑA

¡Reserva la fecha! 12 de mayo, y busca tu horario en el cartel

🥕La asistencia al webinar es gratuita bajo inscripción previa.

 

Memorias del Confinahuerto IV: Alameda de Osuna

Aprovechando que los agrourbanitas del huerto de Alameda de Osuna de desconfinaban para recoger la cosecha solidaria destinada a Caritas, Guillermo cogió su móvil para mostrarnos “la selva mediterránea” en la que se había convertido el huerto.

Muy poético ver cómo los bancales en tiempos de distanciamiento social estaban más cerca que antes. Las gramíneas habían roto fronteras colonizando los pasillos de separación entre marcos de plantación.

¿Huertos más unidos en la nueva normalidad?

Matrioshka de patatas con salsa shakespeariana.

El confinamiento por la pandemia del Coronavirus está despertando en la población inquietudes culinarias que dormían en algún lugar de nuestro cerebro durante el periodo del Antropotupper.

El teletrabajo, los Ertes, la necesidad de mantener ocupados a nuestros locos bajitos en tareas creativas, han convertido la elaboración de recetas en un salvavidas emocional. La febrícula por mantenernos diariamente ocupados ha dotado a los alimentos de un poder hedonista del que carecían: Levaduras, harinas, chocolates, frutos secos, se erigen en las nuevas drogas de diseño que ahora se consumen abiertamente en familia, alrededor del fuego iniciático de las cocinas.

Zombis del azúcar y los sucedáneos hacen cola para entrar en los Supermercados de las grandes cadenas de alimentación, que se han constituido en los nuevos centros sociales del consumismo lúdico.

Desde nuestra sección de cocina sensorial queremos parar esta tendencia insostenible con una receta que nos ayude a recuperar un consumo responsable.

Ingredientes

3 Patatas a granel de tamaño decreciente

Hilo dental

Leche

1 pincel

Guisantes

Huevos de corral

Elaboración

patata1

Coge la patata más grande que tengas ( la número 1 ) y pártela por la mitad. Vacía las dos mitades con una cucharilla dejando un centímetro de grosor en cada mitad para que conserve algo de consistencia. Reserva la patata extraída, la utilizaremos más adelante.

Repite la misma operación con otra patata de menor tamaño que la anterior (la número 2). No olvides reservar la fécula extraída.

Escoge ahora una patata ( la número 3 ) bastante más pequeña que la número 2. Haz dos pequeños orificios en la superficie del tubérculo e introduce dos guisantes, uno por agujerito.

patata3

Después de estos pasos sencillos viene la parte más complicada de la receta:

Introduce la patata 3 dentro de la patata 2. Sella las dos mitades de la patata 2 con un pincel impregnado en huevo de corral que previamente habrás batido. Si no tienes pincel no se te ocurra hacer un pedido por Amazon, introduce una falange en el huevo ( previo lavado de manos ) y pásalo por el contorno de las dos mitades.

Una vez cerrada la patata 2, introdúcela en la patata 1 vaciada. Para que no se desensamblen las patatas haz un nudo con hilo dental en los extremos.

Ya tienes la matrioshka de patatas. Ahora métela en el horno durante 10 minutos 180 grados. Mientras se hace, recupera la fécula extraída de las patatas 1 y 2 para preparar un puré de patata.

Cuece el contenido de los restos de fécula en una cazuela. Cuando la masa de patata esté tierna añade un vasito de leche y remueve hasta obtener un consistencia de crema.

Para la presentación dispón la matrioshka de patata en un plato blanco y recúbrela completamente con el puré de patata. Deja enfriar 10 minutos antes de proceder a la ingesta.

El modo correcto de comer este plato es remangarse bien la camisa e introducir las manos en el puré como si estuvieses en el bancal de tu huerto en busca del preciado tubérculo.

Una vez con la matrioshka en la mano desencaja las mitades hasta encontrar la patata 3. Mirando a los ojos de guisante , con voz impostada, sal al balcón o terraza de tu casa a las 19:59 y recita:

“¿Huerto confinado o huerto abierto? He ahí la cuestión”

A no ser que ese día ocurra la mayor tormenta con aparato eléctrico de los últimos 50 años recibirás un aplauso unánime. Es muy posible que la receta se vuelva tan viral que el Gobierno decrete el permiso para volver a los huertos urbanos comunitarios a realizar labores hortícolas”